Laia

Cómo una tormenta, vino, deslumbró, se hizo escuchar y así terminó.

Rosanna Rion